¿Has tenido un sueño que se ha convertido en pesadilla y no sabes cómo despertar para salir de ella? ¿Esperabas tener esa pesadilla al iniciar tu sueño? En la vida, nadie quiere pasar por pesadillas reales, sin importar si tienes los recursos para afrontarla o peor aún cuando son limitados o no los tienes.

La salud y tu patrimonio

Una enfermedad silenciosa podría truncar tu vida o la de tus seres más amados y con ello dilapidar el patrimonio familiar por el que has trabajado y puesto mucho esfuerzo incluso por generaciones. En esta situación, el acceso a los mejores especialistas y centros médicos con la mejor tecnología de diagnóstico y tratamiento, hará la diferencia entre la vida y la muerte prematura de uno de los miembros de la familia, incluyéndote, si no cuentas con los bienes suficientes para hacerle frente.

Una enfermedad grave, podría requerir que abandones tu trabajo o negocio, que sacudas tus cuentas bancarias y cierres inversiones financieras para atender un tratamiento, pero no solo eso, podrías verte en la necesidad de vender por debajo de valor de mercado hasta tus propiedades inmobiliarias.

Puede que producto de esta situación logres salir adelante, pero con un serio deterioro de tu posición patrimonial, sobre endeudado o con la falta física de uno de tus miembros, sino que tú. ¿Te has puesto a meditar, sobre cómo podría tu familia afrontarlo si eres tú y tú eres el pilar de ese patrimonio?

Los eventos clínicos son inesperados, incluso en la maternidad, las complicaciones del embarazo y del recién nacido, pueden salirse de tu control. Incluso, aún con el mejor especialista, a la hora del parto podrían darse complicaciones no esperadas.

Afortunadamente, para cubrir estos riesgos existen los seguros médicos con cobertura internacional, a través de los cuales podrías tener acceso a un tratamiento temprano y más efectivo, con validación de un diagnóstico adverso.

Hoy en día existen opciones para mitigar los riesgos de salud con excelentes coberturas que te permitirán proteger tu patrimonio familiar. El costo/beneficio de ello excelente. Muchas veces creemos que esa suerte no nos tocará, pero ¿sabes algo? ese billete de lotería no lo compras, la vida te lo da gratis, y te lo puedes ganar. Nadie está exento en menor o mayor medida.

Un plan de protección patrimonial por salud es algo que debes meditar y priorizar sobre otras decisiones, no es un gasto, es una inversión. Por una prima lo ganas todo o lo pierdes todo. Literalmente.

No debes esperar a que las circunstancias te fuercen a tomar una decisión para contratar un seguro de gastos médicos, ya que podrías desarrollar enfermedades que se consideran preexistentes al momento de contratar una póliza y que podrían excluirse de cobertura o simplemente no asegurarte por el riesgo cierto que conllevas. Tu edad e historia clínica y la de tu familia es un factor definitivo que con el tiempo hará que la prima sea más costosa.

Un seguro médico, no implica incluso que estés cubierto de riesgos al ciento porciento desde un inicio, con excepción de las emergencias, ya que hay tiempos de espera por tipo de enfermedad o condición, que podrían ser de uno a tres meses en la mayoría de casos. Esto es porque la compañía aseguradora cubre sus riesgos esperando que no cometas fraude en omitir ciertas condiciones o que tengas una enfermedad en progreso al momento de contratar el seguro. Es por ello que lo debes tomar cuando tú y tu familia se encuentren gozando de salud.

seguros

Una muerte prematura y tu legado patrimonial

Una muerte prematura ya sea por una enfermedad o un accidente, no solo podría dejar desprotegido el futuro de tu familia, especialmente si hay menores de edad, sino que también podrían verse perjudicados los negocios o empresas de tu propiedad si no existe un plan de sucesión.

La manutención y educación de tus hijos serán las más perjudicadas. Su vida y el estilo que tú les has brindado podría cambiar radicalmente. Muchas veces de manera fría he escuchado, si les llego a faltar a mis hijos, mis padres o mis hermanos se harán cargo de ellos, confío que sea así. ¿Qué tal si eres madre o padre soltero, o ya has enviudado? Nadie vela mejor por sus hijos, que sus propios padres.

Debes cuantificar tus necesidades de aseguramiento. No por ti, sino por quienes te sobreviven y dependen de ti. Considera además, que si es un familiar el que vele por ellos y no uno de los padres sobrevivientes, debes compensarle de alguna manera a quienes se harán cargo.

Existen algunos productos que te permiten establecer el pago de un seguro a modo de renta anual, previendo que el dinero garantizado sea utilizado de forma mesurada, especialmente si los principales beneficiarios son niños.

¿Qué debes tomar en cuenta para definir una suma asegurada de vida?

  • Define un monto mensual con el cual tus beneficiarios podrán mantener un estilo de vida similar al actual.
  • Estima cuánto tiempo con base a la edad actual se requiere para que tengan independencia. Si es más de uno, calcula la edad promedio.
  • El monto mensual por años te definirán un monto por asegurar inicial.
  • Quieres que tus hijos, tengan estudios universitarios a otro nivel, suma lo que esto representaría por cada uno de ellos.
  • Estima cuánto deben de pagarse en impuestos de sucesión, y gastos de funeral, así como los gastos médicos en caso de una muerte natural. No les dejes este problema y agrégalo a la suma asegurada.

Naturalmente, estos son aspectos básicos y podrías necesitar incluir un administrador de tus bienes o negocios, por un tiempo determinado mientras tus beneficiarios se hacen cargo, por lo que sus honorarios o los de un tutor deben ser considerados para ello en la suma asegurada.

Miguel Meza

Miguel Meza Aragón +505 8611 2250 – mmeza@dlhogar.com

Asesor Financiero & Realtor

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.